lunes, febrero 06, 2006

Comienza el baile

La Vuelta a Mallorca es el banderazo español a una temporada llena de incertidumbre después de la ruptura del ciclismo oficial con el ciclismo real. La UCI por su parte, las tres grandes y sus secuelas por la otra. Dice Gómez Peña en El Correo que 2006 será un año de tregua si no empeora la cosa, pero el panorama puede volverse más oscuro para 2007. Sin embargo, la crisis no se nota en el número de equipos. Los del Pro Tour siguen igual, en las demás categorías crecen. En España habrá cinco conjuntos profesionales (Kaiku, Comunidad Valenciana, Relax, Tres Molinos Resort y Andalucía Paul Versán) y cinco continentales (Orbea, Spiuk, Nicolás Mateos, Villa Magna Cropusa y Massi) ¿Se trata de una huída hacia adelante? Porque las carreras siguen en peligro. Basta con observar el panorama después de la desaparición de la Setmana, y la situación que se ha creado después de que Antena 3 comprara Unipublic por el negocio de la Vuelta a España y sin interés alguno por las carreras pequeñas que protegía la empresa anterior con su contrato televisivo con TVE. En España, el interés parece decrecer, aunque ya se sabe que este es un país de ganadores. Sólo se ve balonmano por televisión cuando la selección española llega a una final. Si Valverde se viste de amarillo en el Tour las audiencias se dispararán. Seguro.

Cuesta Arriba: Cada vez se encuentran más foros como este dedicados al ciclismo. La lista de enlaces se amplía.

Cuesta Abajo: ¿Se le ocurriría a algún responsable de TVE poner una musiquilla machacona y repetitiva de fondo en la retransmisión de un partido de fútbol? Pues que no lo hagan con el ciclismo. En la Vuelta a Mallorca se escucha a Carlos de Andrés y, como sonido ambiente, una melodía impresentable que sube cuando el comentarista se queda en silencio. Prefiero escuchar el ruido ambiente de las motos y los coches.

abastodenoticias.com, Noticias gratis de ciclismo para tu web